lunes, 1 de febrero de 2010

Tres ideas para dejar de fumar

Algunas personas dejan de fumar usando métodos bastante originales. Aquí tenemos tres ideas de personas reales de las que quizás se puede sacar inspiración.

1) Enterrando el hábito

"Una vez enrollé unos paquetes de cigarrillos en una bolsa de plástico y los enterré en un macetero en el porche trasero, de forma que tenía que cavar, extraer un cigarrillo y volver a enterrar los paquetes cada vez que quería fumar. Hace 18 años que lo dejé." -Pat Owens, Valley Stream, N.Y.

Comentario: No es mal método, el enterrar y desenterrar te hace sentir seguramente estúpido y te anima a dejarlo.

2) El cigarrillo de emergencia

"Mi abuela tiró todos sus cigarrillos excepto uno, que encajó en lo alto de la campana de su cocina. Cuando las ansias le acuciaban y necesitaba una calada, cogía ese cigarrillo, lo encendía, fumaba una calada, lo apagaba y lo volvía a poner en el sitio. Después de un tiempo el cigarrillo se volvía grasiento y lleno de polvo. La calada de emergencia era cada vez menos atractiva y finalmente tiró el cigarrillo. Nunca la he vuelto a ver fumando después de eso." -Jessica Ward, Kent Wash.

Comentario: Aunque a esta señora le funcionó, requiere de fuerza de voluntad el apagar el cigarrillo tras una sola calada.

3) El dolor del bolsillo

"Dos de mis mejores amigos acordaron dejar de fumar o pagar al otro 1.000 dólares si no podían. Siendo honestos, competitivos y estando sin blanca ¡les funcionó! Ninguno de los dos ha fumado un cigarrillo desde entonces." -Mike P., Newport, R.I.

Comentario: Puede funcionar entre caballeros, pero requiere una alta dósis de honestidas que la mayoría probablemente no posee.



Traducido de: http://www.health.com/health/gallery/0,,20336012_1,00.html?xid=gallery-recirc-link

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares