lunes, 2 de agosto de 2010

El esfuerzo que supone mentir

Para ser un mentiroso creíble, has de vivir dentro de la mentira. Esto a menudo significa creer la mentira tú mismo. Engañarse a uno mismo es un trabajo estresante porque es mucho más fácil recordar la verdad que recordar los detalles de una mentira. Si te preguntan acerca de la situación que te llevó a mentir, tienes que seguir con ella incluso si alguien desafía tu mentira con pruebas de que estás mintiendo. Hay que tener sangre fría para sobrepasar cada desafío y una memoria bien afilada para defender cada mentira con convicción.

Incluso los mentirosos más convincentes se preocupan de forma constante por que sus mentiras no sean descubiertas. Es esa clase de ansiedad la que lleva a úlceras, dolores de cabeza, falta de sueño y paranoia.

Efecto social


Además de ser un comportamiento anti-social, el mentir provoca que los mentirosos se vuelvan ellos mismos antisociales. Si suelen salir con las personas a las que han mentido, empiezan a no sentirse a gusto con ellas o incluso a odiarlas. Puede que incluso las culpen de sus problemas. No hay duda de que las mentiras pueden arruinar las relaciones, matrimonios y amistades. Si eres pillado en una mentira tu credibilidad cae hasta 0.

Sin credibilidad ni amistades, es fácil entender por qué los mentirosos tienen tendencia a la depresión.

No te preocupes y dí la verdad


Si te sientes tentado a mentir, relájate. Recuerda que las repercusiones de decir la verdad son realmente mucho más beneficiosas para la mente y el cuerpo que las repercusiones de decir una mentira. Hay muchos beneficios en elegir la verdad, incluyendo el salvaguardar tu salud física.

Simplemente decir "lo siento" (si el caso es que hiciste algo mal) y ofrecerse a reparar el error puede acabar con todo el asunto de forma rápida sin necesidad de verte perseguido por la necesidad de dar sustancia a la mentira constantemente.

El decir la verdad en una situación embarazosa y tomar la responsabilidad de tus acciones puede ganarte el respeto de otros e incluso su apoyo. También ganarás reputación por ser una persona honesta. Es verdad que también se te conocerá por cometer errores, pero la honestidad es la mejor política y te evitarás úlceras de estómago.

Esto puede llevar a que la gente sea más honesta contigo, lo cual tiene montones de ventajas. Te preocuparás menos de si otros te están mintiendo (como dice el viejo dicho "el ladrón cree que todos son de su condición").

Siendo sincero dormirás mejor y te verás mejor. Para mantenerte saludable, mantente honesto.

La verdad os hará libres


Muchas veces no nos damos cuenta de que algo tan simple como las palabras que escogemos pueden enfermarnos, pero es verdad. Las mentiras acaban comiéndote vivo; la verdad te apoya y refresca la mente, cuerpo y espíritu.

No te maltrates física y mentalmente dejando que el miedo dirija tus acciones y la elección de las palabras. Las mentiras te esclavizan...y como se suele decir "La verdad os hará libres".

Anterior: ¿Por qué mentimos?>>>



Extraido y traducido de: Telling Lies Can Affect Your Health publicado por Green Lotus en Hubpages.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares