lunes, 2 de agosto de 2010

Las mentiras pueden afectar a la salud

Todo el mundo sabe que mentir puede meternos en problemas. Muchos lo aprendimos siendo niños. Cuando Mamá o Papá averiguaron que fuiste tú y no el perro quien rompió el jarrón chino del salón, te metistes en problemas. Pero ¿y si te hubieses salido con la tuya? hay bastante probabilidad de que si conseguistes engañarlos, volvieses a mentir y la mentira se convirtiese en una herramienta útil en tu vida. Sin embargo este comportamiento antisocial al final acaba trayendo consecuencias. Puede afectar a tus relaciones y desde luego puede afectar a tu salud.

La conexión cuerpo mente


Nuestro sistema nervioso está conectado a nuestro sistema inmunológico, por eso tiene sentido que nuestro cerebro y emociones puedan afectar a nuestra salud. Para simplificar, tu cuerpo responde a tu manera de pensar. Cuando pensamos en cosas felices el cuerpo produce endorfinas; hormoas que te hacen sentir bien. Esos químicos también contribuyen a un sistema inmunológico más fuerte y saludable. De manera similar, cuando estamos preocupados, estresados o en estado de ansiedad, nuestros cuerpos producen distintos tipos de hormonas como el cortisol y la norpinefrina.

El cortisol aumenta el azúcar en sangre y suprime el sistema inmunológico. La norerpinefrina dispara la respuesta de "huir o luchar" del cuerpo, lo que se traduce en que nuestro corazón se acelera y aumenta la presión sanguínea.

Los médicos y los practicantes de la holística están de acuerdo en que cuando una persona miente de manera constante acabará enfrentando la ansiedad, depresión, enfermedad física e incluso sicológica.

Continúa ¿Por qué mentimos?>>>


Extraido y traducido de: Telling Lies Can Affect Your Health publicado por Green Lotus en Hubpages.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares