miércoles, 3 de marzo de 2010

10 formas simples de mejorar tu salud

Si buscas mejorar tu salud, puedes dar pequeños pasos para cambiar tu estilo de vida de forma que acabes creando hábitos que te lleven por el buen camino. Aquí tienes 10 formas simples para comenzar.

Duerme una hora más cada día


El buen sueño ayuda a que tu cuerpo funcione mejor. Si no estás durmiendo entre 7 y 9 horas, intenta añadir una hora más a tu rutina.

Lleva frutas fáciles de comer


Puede ser de gran ayuda a las personas adictas a los dulces el tener a mano algunas uvas, ciruelas, mandarinas/clementinas o otras frutas fáciles de pelar y comer. Se pueden llevar a donde sea o tenerlas disponibles en la cocina, de forma que cuando nos sintamos con ganas de picar estén ahí, aportando una alternativa sana.

Reemplaza una bebida cada día por agua


En lugar de esa bebida deportiva con azúcares o ese refresco, toma agua. Incluso tomar un vaso de leche desnatada es una alternativa mejor que un refresco azucarado. Si tomas mucho refresco, trata de reducir un poco y beber menos.

Relax diario


Si te tomas 15 o 20 minutos cada día para relajarte (meditando, escribiendo un diario, haciendo una lectura ligera) puedes mejorar tu salud reduciendo el estrés. Esto ayuda a perder peso de forma efectiva cuando se combina con otros comportamientos saludables.

Ve despacio a la hora de comer


Dale a tu cuerpo tiempo para registrar que está comiendo y llenándose. Si comes despacio ingerirás menos calorías y seguramente disfrutes más de la comida, compartiéndola con tu familia si es el caso.


Sé vegetariano 1 vez por semana


Si te tomas un descanso de comer carnes rojas un día o al menos una comida a la semana, mejorarás tu salud. Como mínimo reemplaza una comida de ternera, pollo o cerdo por una de pescado.

Camina un poco más


Habrás escuchado el consejo de aparcar el coche un poco más lejos de el sitio al que te dirijes. Hazlo. Haz minicaminatas de 5 minutos 2 o 3 veces en el día cuando tengas un descanso. Si añades algún tipo de ejercicio más vigoroso, mejor aún. Usa los consejos para caminar más rápido.

Cambia lo blanco por lo integral


El pan blanco así como el arroz y la pasta son menos saludables que sus variedades integrales.

Añade variedad a tu ensalada


Reemplaza la aburrida lechuga iceberg con espinacas, lechuga roja y otros vegetales de hoja. Estas hojas de colores tienen más nutrientes y añaden un poco más de variedad a tus comidas.

Presta atención a las porciones


Intenta reducir las porciones de carnes y pan que comes a la vez que aumentas las de frutas y vegetales. Añade vegetales a tu plato para llenar el hueco de las porciones que reduces.

Por supuesto si tienes hábitos como el tabaco o el consumo de alcohol excesivo, es recomendable moderarse o deshacerse por completo de ellos. Tendrán un impacto positivo mayor que cualquier otra cosa que intentes para mejorar tu salud.

Extraido y traducido de: http://personaldividends.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares